Inserir datas e ver preços

(Español)

En noviembre nos vamos de ruta por el Arenal desde Kivir

Por | 1 Novembro, 2019 | 0 comentários

Sabemos que tras un largo día de visita, lo último que queréis hacer es empezar a dar vueltas buscando donde comer algo. Si contáis con volver un rato al hotel a descansar, nada más cómodo que el Restaurante “Fluvial” situado justo al lado de la recepción. Este es un espacio diferente en el que dar rienda suelta al paladar de la mano de una amplia y variada oferta gastronómica. Apostando por formatos creativos y diferentes con los mejores productos de temporada, esta cocina vanguardista hará de vuestra visita una experiencia única.

Aquí os dejamos su web si queréis echar un vistazo y reservar. 

fluvialp

Si por el contrario queréis continuar vuestro día por el centro, por eso no os preocupéis, porque estáis en el lugar perfecto, Sevilla es la Capital Mundial de la Tapa. Su origen se remonta al siglo XVII cuando se atendían pedidos de bebidas que se “tapaban” con jamón o queso. Aquí os dejamos un ejemplo de bar de tapas, más concretamente el bar más antiguo de Sevilla, El Rinconcillo, el cual se remonta a 1670.

En la página web oficial de Turismo Sevilla encontraréis información sobre las tapas típicas sevillanas que debéis probar en vuestro viaje. Podréis consultar su elaboración e ingredientes, así como algunos bares donde podéis degustarlas.

Desde el Hotel Kivir os lanzamos una propuesta de ruta gastronómica por una de las zonas con más ambiente de la ciudad, el conocido Barrio del Arenal.

Estas calles, guardan algunos bares donde comer se equipara a la sensación de ver Sevilla desde las alturas de la Giralda. Aquí os dejamos algunas recomendaciones que no os defraudarán:

  • Bar El Baratillo: (C/ Adriano, 20) Con una decoración de los más tradicional, destaca por su plato estrella, la carne de toro, aunque también por sus tartas caseras.
  • Petit Comité: (C/ Dos de mayo. 30) En este local tan agradable destaca por  sus nuevos sabores como la gelatina de ginebra azul con helado de tónica y sirope de limón.  también a un precio muy razonable podrás disfrutar el pulpo con parmentier, la carrillada y el huevo con foie.
  • Bodeguita Romero: (C/ Harinas, 10) En este local conocido como el templo del tapeo castizo, podréis pediros un plato de chocos, de papas aliñás o de ensaladilla de gambas con los que no os arrepentireis. Si embargo si soy fans de los montadito sevillanos, no podréis iros sin probar el de pringá y el piripi.
  • El Pimentón: (C/ García de Vinuesa, 29) En este bar encontraréis tapas abundantes, buen servicio y unos precios nada caros para estar tan cerca de la Catedral. No te vayas de aquí sin pedir el solomillo con queso de cabra y cebolla caramelizada, y el tataki de atún.
  • La Brunilda: (C/ Galera, 5) Que aparezca en todas las listas como uno de los mejores bares de tapas de Sevilla no es casual. El local es perfecto para una noche romántica, la cual puede ser mejor aún si la acompañas con unas croquetas de gorgonzola y nueces o el risotto con queso Idiazábal y setas.

Tras un breve descanso continuamos nuestro día de visita, eso sí con el estómago lleno y las pilas recargadas porque aún nos queda mucho por ver. Aprovechando nuestra parada para comer en el Barrio del Arenal, vamos a hacer un repaso a los monumentos de nuestro alrededor. Cabe decir que antiguamente todo el barrio era arena, de ahí su nombre, y era donde se concentraba toda la actividad portuaria.

En este barrio encontramos La Plaza de toros de la Maestranza, el tercer monumento más visitado de la capital junto al Alcázar y la Catedral. En un comienzo, sobre este terreno se asentaba una primitiva plaza de toros de madera, pero tras un proceso constructivo que culminó en 1880, se creó el edificio que hoy conocemos.

maestranza1

Junto al río se puede observar La Torre del oro, el principal símbolo de Sevilla junto a la Giralda. Es una torre albarrana, es decir, formaba parte de un recinto fortificado, por lo que su función era defender la ciudad y no albergar oro, como mucha gente piensa.  Se cree que su nombre se debe al brillo dorado que refleja la torre sobre el río. Hoy en día su interior alberga el Museo Naval.

La siguiente parada es en Las Reales Atarazanas, las cuales nacieron como industria naval que funcionó desde el siglo XIII hasta el XV. Su especialidad era la construcción de galeras para la lucha por el control del estrecho de Gibraltar. Aunque originariamente había 17 naves, solo se conservan 7.

atarazanas1

Otro de los edificios más importantes es el Teatro de la Maestranza, obra de los arquitectos Luis Marín y Aurelio del Pozo. Se inauguró en 1991 y es el teatro de la ópera por excelencia en Sevilla, entre otras cosas, porque por él han pasado figuras como Plácido Domingo, Alfredo Kraus, Montserrat Caballé o Luciano Pavarotti.

El Hospital de la Caridad, se construyó en el siglo XVII como una institución benéfica promovida por el filántropo Miguyel de Mañara, con el fin de ayudar a los más desfavorecidos. La fachada de su templo es una gran muestra del barroco sevillano, pero lo más interesante de este edificio se encuentra entre sus muros: una decoración con artistas de la talla de Valdés Leal, Murillo, Pedro Roldán o Bernardo Simón de Pineda.

carridad

La Torre de la plata se alzó en el siglo XIII por los almohades y también formaba parte de las murallas que rodeaban la ciudad. Estaba anexionada con la Torre del Oro y cumplía una función defensiva hasta el siglo XVI cuando se convierte en un soporte para casas, comercios y almacenes. Se restauró en 1992 con motivo de la Exposición Universal, aunque lamentablemente, se construyó un aparcamiento al aire libre, que dificulta que la torre se pueda contemplar de cerca.

En los terrenos que hoy se levanta el Mercado del Arenal estuvo el convento del Pópulo, que más tarde se convertiría en la cárcel del Pópulo. Data de 1947 y es un proyecto de Juan de Talavera y Heredia. En la fachada del edificio se pueden ver los retablos cerámicos que cuenta la leyenda de los antiguos monumentos ya desaparecidos.

Categorías: blog

Deixe um comentário

O seu e-mail não será publicado*

*